El AMPA del Ródenas se manifiesta a las puertas de la Consejería de Educación

Unas cincuenta personas de Bullas se desplazaron ayer a Murcia para reivindicar a las puertas de la Consejería de Educación la reapertura de una línea de infantil en el Colegio Obispos García Ródenas el próximo curso y apoyar, así, a las seis familias de la localidad que se han quedado sin poder escolarizar a sus hijos en el centro.

El AMPA del Colegio Ródenas se presentó allí acompañados por la Alcaldesa, María Dolores Muñoz, el Concejal Antonio José Espín, la Diputada Regional Socialista Ascensión Ludeña, así como de varios sindicatos para tratar de hablar con la Consejera Adela Martínez-Cacha. Por motivos de agenda, no lograron hablar con la Consejera, pero sí con la Directora General Juana Mulero, quien se comprometió a estudiar de nuevo el caso, aunque sin muchas esperanzas para las familias.

El Colegio, con más de 50 años ofreciendo enseñanza gratuita, siempre ha tenido doble línea de infantil, hasta hace 3 años cuando la Consejería suprimió una unidad. Ahora hay 31 solicitudes por lo que desde el AMPA contando con el apoyo de todos los grupos políticos en el Ayuntamiento de Bullas exigen que se reabra la línea de 3 años lo que dejaría 15 niños en una aula y los restantes 16 en otra.

«Si no se abre la unidad, la única aula de 3 años quedará con 25 niños (la ratio máxima), sin margen de escolarización alguno. Y eso es algo que este colegio no se puede permitir, porque atiende prácticamente toda la diversidad del municipio, y en cualquier momento puede recibir más alumnos que necesiten la atención que este centro presta» manifiestan desde el AMPA.

Tras el concierto reivindicativo del pasado martes y la protesta en Murcia, estos padres continuarán intentando que la Consejera de Educación les reciba y comprenda que la suya es una prioridad con el respaldo del Ayuntamiento de Bullas.

Comparte esta información